Envío gratuito a todo México a partir de $1600

No hay productos en el carrito

Envío gratuito a todo México a partir de $1600​

Dermocosmético y cosmético ¿Conoces la diferencia?

dermocosmetico

Dermocosmético y cosmético son cosas muy distintas…

En el mundo del cuidado personal se utilizan mucho los términos cosmético y dermocosmético, los cuales se refieren a productos muy distintos, por lo que vale la pena aclarar y profundizar en cada uno de ellos. En este artículo se abordarán la etimología, composición, recomendación, resultados, adquisición y costos de ambos tipos de producto.

Historia

Etimológicamente la palabra cosméticos proviene del griego antiguo κοσμητικός (kosmētikos), del verbo  κοσμέω (kosmeo: adornar, poner en orden, embellecer), que a su vez proviene de κόσμος (kosmosorden, limpieza, belleza). El uso de cosméticos se conoce desde las civilizaciones egipcias y griegas las cuales usaban delineadores de ojos y pintura de labios, para resaltar la belleza del rostro. Se considera un cosmético cualquier producto para limpiar, embellecer, cambiar de color, alguna parte del cuerpo.

cosmeticos
cosmeticos

El término dermoscosmética o cosmeceutics en inglés, fue acuñado en la década de los 80´s por el Dr. Albert Klingman, dermatólogo estadounidense. La palabra es un híbrido en inglés de cosmetics + pharmaceutics = cosmeceutics. Se utiliza para referirse a productos cosméticos que contiene ingredientes activos, cuya eficacia se ha demostrado con investigación científica. Esta categoría de productos no ha sido aceptada o regulada por la FDA (food and drug administration) en Estados Unidos.

“los dermocosmeticos están diseñados para que

los ingredientes activos a través de los vehículos utilizados,

penetren y generen un cambio estructural.”

La diferencia principal en productos cosméticos y dermocosméticos radica en su composición y la penetración en el cuerpo. Mientras los primeros están hechos para no alterar la función o estructura de la piel, cabello o uñas, los dermocosmeticos están diseñados para que los ingredientes activos a través de los vehículos utilizados, penetren y generen un cambio estructural.

Existen dermocosméticos especificos para cada tipo de piel, ya sea grasa, seca, mixta y para cualquier condición: acne, rojeces, hiperpigmentación, lineas de expresión, etc.

¿Donde puedo comprar dermocosméticos?

A diferencia de los productos cosméticos que se pueden adquirir en cualquier tipo de tienda departamental, supermercados, catálogos y hasta estéticas;  Los dermocosméticos se encuentran principalmente en farmacias especializadas, spas médicos o clínicas dermatológicas.

El uso y recomendación de los cosméticos es abierto al público en general, mientras los dermocosméticos se sugiere que sea bajo recomendación de un experto en el cuidado de la piel, de preferencia un dermatólogo; ya que dependiendo el tipo de piel, estilo de vida y sensibilidad a los ingredientes será el producto utilizado.

¿Quién puede usar un dermocosmético?

Aunque los productos dermocosméticos contienen ingredientes de eficacia comprobada, el porcentaje en el producto es bajo (suficiente para tener un efecto demostrable, sin ser medicamento), por lo que no se requiere receta médica y son altamente tolerados por la población en general.

Existe la tendencia a pensar que los productos dermocosméticos son más caros que los cosméticos. Esto dependerá de la marca y el tipo de producto a adquirir. El rango de precios de los cosméticos es mucho más amplio ya que incluye desde productos del mercado hasta líneas de diseñador, mientras que los dermocosméticos requieren materias primas certificadas e investigación para demostrar su eficacia, este gasto que hacen las compañías en investigación, se ve reflejado en un rango de precios más estrecho.

Los dermocosméticos causan un efecto duradero en la piel

La diferencia más notoria en cuanto al cuidado personal, son los resultados.

Un dermocosmético va mejorando la textura, estructura y apariencia de la piel, cabello y uñas, se utilizan como complementos en el tratamiento de padecimientos específicos. El efecto de un cosmético es apreciable solo cuando se trae puesto el producto.

En conclusión, ambos tipos de productos sirven para mejorar la apariencia, los cosméticos los hacen por fuera, los dermocosméticos lo hacen por fuera y por dentro.

Es indispensable tener una rutina de cuidado adecuada para nuestro tipo de piel, estilo de vida y características específicas. Lo mejor es que un dermatólogo determine que productos son los adecuados para su piel. Si una visita al especialista no está en sus planes en el corto plazo se puede empezar por implementar la limpieza mañana y noche y el uso de fotoprotectores durante el día.

Ligas de interés

Laura A. Rodríguez

Maestra en Ciencias Químicas

Gerente y Responsable Sanitario FarmaDF

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *